La tercera sonrisa

El taller propone un espacio para que el adulto pueda tener una mirada retrospectiva y presente de su propia historia y a su vez el niño comparta unas experiencias vitales.
Generar un espacio donde el adulto mayor pueda establecer vínculos para compartir con otros la experiencia sensible de la actividad artística, facilitando la instalación de nuevas coordenadas para el intercambio subjetivo y con ello nuevas capacidades para la coexistencia.

Descargar PDF